Solicita una primera consulta gratuita
91 416 80 83 / 689 05 77 15

El alcohol una droga PERJUDICIAL pero socialmente aceptada

El alcohol una droga PERJUDICIAL pero socialmente aceptada
agosto 19, 2019 Sergio

Adiccion Alcohol

Por todos es sabido que el consumo de alcohol, en cantidades moderadas o no, es perjudicial para la salud. A pesar de lo que ciertos estudios puedan asegurar.

La realidad es que el consumo de alcohol se ha demostrado como agente causante en mayor o menor medida de problemas cardiovasculares, trastornos neurológicos, problemas en hígado y páncreas, e incluso cáncer.

¿Entonces a qué se debe que esta sustancia, claramente dañina y adictiva, se consuma de forma global? ¿A qué se debe la cultura que se ha generado en torno al consumo de bebidas alcohólicas? ¿Es imposible renunciar completamente a su consumo?

Todos los días escuchamos cosas como “una copita de vino con la comida es buena para la salud” o “en el medievo todos bebían alcohol porque beber agua equivalía a coger enfermedades y morir”. Ambas son mala ciencia. Un bulo. Pero es un bulo fuertemente arraigado en la sociedad. El alcohol se ha convertido en parte indispensable de ciertos ritos sociales que tenemos arraigados. Por ejemplo: una celebración no es una celebración sin alcohol. E incluso hay quien se ofenderá si no nos tomamos una copa a su salud en su cumpleaños o su boda.

Así pues, el alcohol se ha convertido en una herramienta de socialización indispensable. Un motor de desinhibición que nos ayuda a hacer amigos, encontrar pareja o cerrar acuerdos comerciales. ¿Teniendo esto en cuenta cómo vamos a retirarlo de nuestras vidas?

Aunque existen movimientos “sober curious” que pretenden dar la espalda al alcohol y crear espacios libres de él. Es cierto que a día de hoy son meramente un experimento llevado a cabo en las grandes ciudades estadounidenses y están muy lejos de acercarse a nuestra cultura mediterránea, donde el vino con la comida, la cerveza con el partido de fútbol o el café con una “chispita” son casi una religión.

Pues bien, resulta que existen numerosos experimentos que muestran que si la persona cree que está bebiendo alcohol se comporta de manera diferente. Se comporta de acuerdo a cómo cree que ha de comportarse una persona alcoholizada. Esto no sólo involucra la desinhibición de la que hablábamos antes, sino también comportamientos violentos. Especialmente entre los varones.

Estos experimentos se llevan a cabo tomando muestras de población que incluyen hombres y mujeres y haciendo que consuman alcohol o un placebo sin ellos saberlo. Los datos que arrojan es que al beber no únicamente se busca la borrachera (algo muy habitual entre los jóvenes españoles cada fin de semana), sino una justificación para poder comportarnos de una manera que no podríamos justificar de otra manera, incluso aunque esos comportamientos no tengan nada de malo.

Lo que es seguro es que este tipo de contratos sociales que involucran el consumo de alcohol son la punta de lanza con la que se inicia su consumo y que, en ocasiones, desembocan en problemas de adicción. Obviamente no se puede acabar con una lacra social milenaria como esta en poco tiempo. Sin embargo en Sinadic sí podemos tratar a aquellas personas que, por el motivo que sea, han acabado inmersos en un problema de adicción al alcohol.

Nuestros tratamientos personalizados harán que el adicto se percate de cuál es el motivo de su adicción y así pueda ponerle solución. No evitaremos que la sociedad te siga animando a consumir, pero podemos ayudarte a darte cuenta de que no lo necesitas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche aquí para conocer nuestra Política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies